Discriminación

Todos los neoyorquinos merecen justicia y respeto, independientemente de su estado inmigratorio.

En la ciudad de Nueva York, es ilegal que los empleadores, arrendadores y otras personas lo discriminen por su raza, creencias religiosas, color, edad, nacionalidad, estado inmigratorio, sexo, orientación sexual, discapacidad, estado civil y otros motivos.

La Ley de Derechos Humanos (Human Rights Law) de la ciudad de Nueva York lo protege de la discriminación en las áreas de empleo, vivienda e instalaciones públicas. También lo protege de las represalias, el acoso relacionado con prejuicios y la elaboración de perfiles basada en prejuicios por parte de las fuerzas del orden.

Para obtener más información sobre la discriminación ilegal y cómo puede presentar un reclamo, visite el sitio web de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York (New York City Commission on Human Rights) o llame al 311.